sábado, 28 de septiembre de 2013

PASTAS DE ALMENDRAS RECUBIERTAS DE GLASA REAL




   Tenemos otra aportación de una amiga repostera, tampoco quiere dar su nombre, pero le agradecemos que nos envíe su receta y sus fotos. Las pastas las hizo para regalar a un bebe. Tiene la paciencia y el gusto de hacer repostería, yo confieso que me gusta más los platos salados. Pero menos mal que hay gustos como colores, y que se presta para compartir sus platos.

Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 140 g de harina
  • 2 huevos pequeños
  • 75 g de azúcar
  • 75 g de almendra triturada (yo las trituré en casa)

Glasa real:

  • 400grs de azúcar glas 
  • 2 claras
  • 2 cucharaditas de zumo de limón. 
  • colorantes 
Elaboración:

   Se bate la mantequilla y el azúcar. Y se añaden el resto de ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
  Se pone un papel de horno en una bandeja, con ayuda de un rodillo vamos estirando la masa y cortando con un corta pastas; colocamos en la bandeja de horno, dejando un hueco entre ellas.
   Se meten en el horno, previamente precalentado a 180 grados, durante unos 10-15 minutos.
    Se sacan y se dejan enfriar.
    Hacemos la glasa real, ya hemos hecho en otra ocasión pero para que no la busqueis os la pego aquí:
    Batir las claras hasta que espumen; poner el limón y seguir batiendo, bato con la mano hasta que coja consistencia, añadir poco a poco el azúcar sin dejar de batir, al levantar la varilla no puede caer la clara , se tiene que sujetar a la varilla, sino añadir más azúcar. Para el reborde se hace así de fuerte pero para el interior podemos ir añadiendo poco a poco unas gotitas de agua y cuando al levantar la varilla los "churrillos "que se forman al caer se unen a la de 5 segundos ya está. Se mete en un taper y los meto en la nevera. Se reparten en tupers y les vamos echando el colorante de gota en gota y removiendo, hasta que consigamos el color deseado. Para pintar las galletas hay infinidad de utensilios, pero como aquí aprieta la crisis yo lo echo sobre las galletas con una cucharita de café y lo extiendo con un palillo, cuando seca bien hago más pijadillas con el palillo sobre las galletas.