viernes, 4 de octubre de 2013

XARGO A LA SAL

   Esta vez he utilizado xargos o chopas pequeñas, pero puede aplicarse a cualquier pescado que tenga escamas. Y aunque parezca que va a quedar salado, noooooo, queda más bien soso porque la sal hace como un caparazón que hace que se cocine en sus propios jugos. Yo lo he probado con doradas y lubinas, quedan riquísimas.

Ingredientes:
  • 1 pieza de pescado o dos pequeñas
  • Una bolsa de sal gorda 
  • Especies variadas para el interior
Elaboración:
   
   En primer lugar limpiamos bien el pescado pero sin desescamar. Ponemos especial atención de que en la barriga no quede nada de sangre.
   Echamos una capa de sal en la fuente del horno, ponemos el pescado con hiervas al gusto dentro de la barriga; y tapamos con una capa de sal como de un centímetro y medio. Cubrimos de forma que no se vea nada el pescado. Podemos humedecer algo la sal con agua para trabajar con ella mejor, de ésta forma apelmaza mejor.
   Ponemos el horno a 220º, yo calculo una media hora para un pescado de un kilo.
   Podemos ver que la sal queda como una costra, y empieza a ponerse amarillo.
   Una vez apagado el horno dejamos templar un poco y procuramos sacar la sal en bloques, sin que nos toque el interior del pescado.