jueves, 26 de diciembre de 2013

PASTEL DE CABRACHO

   En Asturias es muy habitual comer en las sidrerias pastel de tiosu o de cabracho, es rapido de hacer y muy rico; y como entrante en una comida de fiesta es muy vistoso. Ademas no lleva tantos ingredientes extraos, y se pueden sustituir unas cosas por otras.
   El tioso o cabracho tambin es denominado gallineta o rascacio, en otras partes de Espaa como en Catalua es llamado escorpora, en Valencia escorpa, en Baleares cap roig, en Murcia gallina, en Galicia escarapote, en el Pas Vasco krabarroka o itsaskabra; y en Canarias es conocido como rascacio. Osea que lo podemos encontrar prcticamente en toda Espaa e incluso en pases extranjeros.
   Pero para el que no lo encuentre puede utilizar cualquier otro pescado que le de sabor.
   Uno de los cocineros que dio a conocer este pastel de cabracho es Arzak, aunque en los bares asturianos ya se comia, y creo que poca gente sepa que este gran cocinero lo dio a conocer mundialmente.
   Este pescado rojo, ademas de en las pescaderias fresco tambin lo podemos encontrar congelado. Tiene un sabor muy caracteristico y tiene muchas muchas espinas, tenemos que armarnos de paciencia a la hora de escoger las espinas. Podemos aprovechar el caldo de cocerlo para posteriormente hacer otras elaboraciones, como fumet.

Ingredientes para 4 personas:
  • 400-500 gr cabracho
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas soperas de tomate frito
  • 200 ml nata
  • pizca de sal
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
Elaboracion:
   En una olla alta ponemos a cocer el cabrachu con la cebolla y la hoja de laurel. Cuando este cocido lo sacamos a enfriar en una fuente y reservamos el fumet, para aprovecharlo en otra elaboracion. Cuando este frio el pescado lo pelamos y le separamos la carne de las espinas, hay que tener paciencia y buen ojo porque tiene muchisimas espinas.
   Ponemos en la batidora el pescado (hay gente que le gusta encontrar trocitos, entonces en lugar de pasarlo por la batidora teneis que cortarlo en trocitos pequeos con el cuchillo), aadimos los huevos batidos, un poco de sal, la nata, y el tomate frito. Batimos al gusto, segun la textura que mas os guste.
   Untamos un molde de plum-cake, o cualquier otro molde (yo esta vez lo hice en redondo) con mantequilla y metemos ese molde dentro de otro recipiendo con agua, porque lo vamos a meter al horno a bao mara a 180 unos 40 minutos, depende de cada horno. Vamos pinchando con un palillo para saber si esta hecho.
   Desmoldamos y colocamos en un planto sobre una hoja de lechuga, de lado ponemos biscotes de canapes con una cucharada de mahonesa. Porque se come untando el pastel de cabracho en el pan y encima una pincelada de mahonesa.