jueves, 26 de diciembre de 2013

ARROZ CON LECHE ASTURIANO

   Hace unos cuantos dias que no cuelgo nada, hoy tratare de compensar esta sequia de recetas con mas de una. Empezamos con un postre, esta vez es hecho por mi, debe ser de los pocos dulces que me gusta hacer y comer. En mi familia cuando habia fiestas importantes, mi abuela hacia este arroz con leche que a todos les encantaba; lleva su tiempo y trabajo pero merece la pena.

Ingredientes para una fuente grande:
  • 100 gr de arroz redondo (de buena calidad, en mi casa mi abuela siempre de la "Asturiana")
  • 2 litros de leche natural (de los que venden en maquina y duran dos dias maximo, porque esa leche trae nata)
  • Corteza de limon
  • 1 rama de canela
  • 1 bote de leche condensada pequeo (la lechera o Nestle)
  • 1 chorrito de anis dulce 
  • 1 pizca de sal
Elaboracion:
    En primer lugar hervimos la leche, como se haca antiguamente, dejamos que suba 3 veces (cuidado que no se nos derrame por la cocina, que huele muy mal y despues hay que rascar para limpiarla).
    Ponemos la leche previamente hervida a infusionar con la cascara de limon y la canela; la tenemos todo el rato caliente, que es la que vamos a ir agregando al arroz.
    En una cazuela alta echamos el arroz con agua que lo cubra y lo ponemos a hervir, es para abrir el arroz; en ese momento es donde le echo yo una pizca de sal para que la coja el arroz, y no la leche posteriormente.
   Cuando veamos que el arroz esta abierto y se ha chupado el agua vamos agregando con una garcilla o cazo, la leche poco a poco; la paciencia es dejar que se consuma la cantidad echada y echar otra garcilla, as hasta que acabemos los dos litros de leche. 
   Cuando veamos que se esta acabando la leche, y que el arroz esta bien cremoso  le agregamos el chorrito de ans y el bote de leche condensada, sin dejar de remover porque se pega al fondo y coge mal sabor. Lo mas difcil es que no te quede ni muy liquido ni muy seco; y tendremos en cuenta que al reposar siempre se pone mas duro.
   Sacamos a la fuente en la que queremos servir y dejamos reposar.
   A mi no me gusta requemado pero a mucha gente si. Para ello se echa azucar por encima y se quema con un quemador o con un soplete. 
    Nota: recordar hacerlo a fuego muy suave, a mi esta vez me ha llevado dos horas removiendo constantemente.




Perdon por no poner acentos pero parece que el ordenador si pongo acentos se come la palabra, hasta que soluciones esto, todo sin acentos